Evaluando secuencias en esquinas

Una de las experiencias más interesantes durante un torneo son los comentarios y partidas amistosas que se suceden entre rondas. La camaradería invita a comentar partidas de gente de nivel inferior, a la vez que recibir comentarios de gente más experta. Un ejemplo de libro sucedió en el pasado torneo de Barcelona, al ofrecerme para hacer una partida amistosa con un jugador del noroeste (un saludo a todos los que me leen desde las costas Atlánticas).

El concepto clave de este ejemplo es la evaluación de una secuencia en esquina. Pero antes de explicar las claves, veamos el ejemplo.

no es josekiLa situación empieza así. Negro decide aproximarse con cautela con 1, pero blanco (yo) igualmente hace una pinza con 2. Negro se desliza a 3. ¿Es buena jugada?

El joseki habitual es jugar 3 en A, y blanco a continuación en B. La jugada 3, el salto de ogeima, suele dejar un punto débil (triángulo marcado). Según la situación general, blanco puede optar por esperar, extendiéndose en el lateral izquierdo o el lateral inferior.

O blanco puede optar porno joseki continuación el asalto al punto débil directamente, como pasó en nuestro caso.

Negro comete varios errores, por ejemplo con 7 está ayudando a solitaria piedra blanca. Una alternativa era jugar 7 en E3, para construir una pared; y tras blanco en G3, atacar fuertemente con una pinza, por ejemplo en D7.

La secuencia continua, con negro cometiendo algún error más.

no joseki finalNegro salta un espacio con 9, aunque parecía mejor jugar en 12. Más tarde negro golpea su cabeza con 13 contra una blanca. Negro intenta acabar la secuencia intentando estabilizar su grupo con 19, aunque haberla jugado en H6, J6 o D7 pintaba mejor.

Independientemente de los fallos tácticos, ¿la situación de negro es mala?

«Tampoco parece tan mala la posición», pude escuchar.

Así que mejor explicar ya las claves de un acercamiento a la esquina:

  • El jugador que se acerca (en este caso, negro) normalmente pierde sente, excepto en contadas ocasiones.
  • Un jugador se quedará con proyección a un lado, el otro con proyección al otro lado.
  • Un jugador se quedará con la esquina, otro con influencia al centro.

Con estas claves, evaluemos la posición:

  • Negro ha perdido la iniciativa.
  • Blanco se ha quedado con la proyección al lado izquierdo y también proyección al lado inferior.
  • Negro no tiene la esquina (con mucho sudor podría sacar 3 o 4 puntos), y las piedras 18 y 20 de blanco dificultan la influencia al centro.

En resumen, la posición de negro da mucha pena. Ni es joseki, ni es equilibrada.

Lo bueno es que estas claves son muy sencillas de entender, por lo que sirven para evaluar el resultado de una secuencia de esquina sin grandes conocimientos.

Esta entrada fue publicada en Joseki, Nivel Básico. Permalink.

4 respuestas a Evaluando secuencias en esquinas

  1. Joan dijo:

    Hola Julio,

    En primer lugar gracias por tu excelente e interesante artículo. Para mi que soy un novel en este tema (20 Kyu) resulta una forma apasionante de aprender y mejorar en este apasionante juego. Leyendo tus explicación me surge una duda.

    ¿Los conceptos de sente y gote se definen a nivel local o global del tablero? Es decir, ¿Es posible tener gote en la esquina para tener sente en el conjunto del tablero y, de ahí, en el global de la partida? Si eso fuera así la aproximación a la esquina de las negras les deja con ventaja ya que a pesar de no ganar la esquina si que ganan una influencia latente al centro del tablero. Quizás no es muy ortodoxo, pero puede ser efectivo. Dependerá del devenir de la partida supongo. ¿Qué opinas?

    • julio dijo:

      Sente y gote son a nivel global. Pero aquí estamos evaluando la situación local (aunque al jugarse los josekis al principio de una partida, no necesitamos distinción entre local y global). De todas formas, negro NO tiene la iniciativa: debe contestar a blanco 20, o perderá lo poco que tiene y el resultado será aun peor.

      Evaluando la posición con las claves que enumero, está muy claro que negro ha hecho un desastre en la zona. No se han quedado ni con una esquina decente, ni influencia a los lados NI influencia al centro (porque se anula por las blancas 18 y 20).

      Ya solo se podría recuperar si blanco, en otra zona del tablero, hace un desastre del mismo calibre. Así que negro solo puede confiar en que su oponente se equivoque, y él ya no más: una falta de modestia. Esto es posible entre jugadores de nivel 20k, pero entre dos 3k (por ejemplo), esta situación sería bastante concluyente.

      • Joan dijo:

        Quizás no se ha evaluado correctamente el rango correctamente del jugador que lleva negras, ya que cuando más juega y estudia al rival durante una partida más aumenta su rango.

  2. Torvic dijo:

    Muy instructivo, excelente explicación.
    Saludos desde el noroeste (aunque no sea yo el aludido en el artículo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *