La visita del maestro

Un jugador profesional decide ir de turismo por varias ciudades europeas. Alguien le comenta sobre la existencia del club de nuestra ciudad, y logra contactar con nosotros. El pro pasará una tarde por el club a dar una clase maestra. Juega con nosotros, nos enseña varias técnicas que no habíamos visto nunca, nos gana de manera sutil, sin que entendamos que pasó en el tablero, y se marcha. El club queda prendado con una de sus jugadas, que repetimos sin pensar.

equipo felizAsí deben sentirse los profesionales que jugaron con AlphaGo en las partidas de pair y equipo. Les visitó el maestro, les ganó con absurda facilidad, y se lo pasaron bien. Creyeron entender sus jugadas, y las memorizaron para explorarlas en futuros torneos.

Mientras tanto, el jugador más fuerte del club, Ke Jie, con ojos quebrados volvía a perder, en una 3ª partida que acabó siendo más imperfecta que la 2ª. Algo esperado, algo inevitable, pero donde el humano no había perdido la esperanza.

La partida de pair-go me parecía el evento más importante de la semana. El año pasado AlphaGo nos mostró jugadas absurdas cuando iba perdiendo en la partida 4 contra Lee Sedol, así que en el pair-go ibamos a ver si había aprendido a perder o no. Un equipo tenía que acabar perdiendo. El resultado es que AlphaGo ya hace buenas jugadas siempre, vaya ganando o perdiendo.

Acaba una semana donde AlphaGo ha dado otra sacudida a los conceptos del juego. El año pasado nos golpeó al corazón, ganando a Lee Sedol. Este año nos muestra miles de nuevos caminos.

El futuro viene con regalos. De momento Deepmind va a publicar 50 partidas de la máquina contra si mismaya ha publicado 10, que parecen salidas de otro mundo!). También se plantean comentar las partidas de Ke Jie. E incluso se plantean hacer un interfaz público, donde poder evaluar una posición concreta.

No habrá más encuentros oficiales entre AlphaGo y un humano. Lee Sedol comentaba en una entrevista (link en coreano) que, si bien AlphaGo ha mejorado mucho y juega con más seguridad, un humano podría ganarle con 2 piedras de hándicap. Pero ya no queda nada a demostrar. Solo nos queda disfrutar de la libertad que nos ha dado AlphaGo, para jugar donde la intuición nos diga, aunque la teoría nos lo impida.

Esta entrada fue publicada en En China, Historia del juego, Jugadores profesionales, Torneos de profesionales y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *